Alpiste para bajar de peso rápidamente

Las personas tratan como sea de bajar de peso, y eso ha llevado a buscar dietas y remedios caseros que se han usado hace mucho tiempo, uno de ellos es el alpiste, créalo o no.

El alpiste para bajar de peso no es un nuevo invento, sino que antiguamente se utilizaba esta especie de leche para adelgazar, ahora incluso recomiendan el consumo del grano para controlar el hambre.

El alpiste es un grano que comúnmente es la comida para los pájaros, pero tiene muchas cualidades que hacen que esta pequeña semilla sea muy preciada. El alpiste posee 16% de proteínas, 11% de fibra, hidratos de carbono, grasas, minerales como calcio y fosforo, y enzimas con propiedades desinflamatorias para hígado, riñón y páncreas.

Alpiste para bajar de peso rápidamente

El uso del alpiste en la dieta para adelgazar

El alpiste se puede usar de diferentes maneras, como polvo para batidos, como leche, y como grano.

La forma más común de usarlo para adelgazar es: Poner en un vaso 5 cdas de alpiste en polvo, completarlo con agua, mezclarlo y tomarlo durante el día.

Otra forma es tomarlo como una especie de “leche” que se consigue batiendo en una licuadora 250 ml de agua con alpiste en polvo, como resultado que da una bebida blanca parecida a la leche, que es libre de lactosa por lo que no causa alergias. Hoy en día se puede incluso en algunas tiendas de alimentos conseguir la leche de alpiste.

Consumo del alpiste para bajar de peso:

Tenga en cuenta que el alpiste que comprara para el consumo no es el mismo de la sabes, por eso usted cuando vaya a la tienda pida alpiste para consumo.

Poner en un vaso alpiste, rellenar con agua, tapar y dejar remojar toda la noche. A la mañana siguiente consumir sólo el agua, al alpiste que sobró del reposo nocturno llévelo a una licuadora, añada 250ml más de agua y bata hasta lograr un batido con textura similar a la leche.

Se recomienda consumir esta leche por la mañanas antes del desayuno o al acostarse. En pocos días usted comenzara a ver la rebaja de peso. También debo recordar que no todos los cuerpos funcionan de la misma manera, algunas personas pueden tardar más que otras en notar los resultados.

Compartelo

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja tu comentario!

Email
Print