Dieta Mediterránea, la dieta más saludable

La Dieta Mediterránea ha sido reconocida como una de las dietas más saludables, no solo para adelgazar, sino además para la salud cardiovascular; es una dieta equilibrada y variada, que se basa en el consumo de todos los grupos de alimentos de la pirámide alimentaria

La Dieta Mediterránea se caracteriza por un alto consumo de aceite de oliva, frutas, frutos secos, verduras y cereales, un consumo moderado de pescado y aves de corral, una baja ingesta de productos lácteos, carnes rojas, carnes procesadas y dulces, y el vino consumido con moderación.

Realizar la Dieta Mediterránea no solo se consigue adelgazar, y estabilizar el eso, sino que además es una dieta para seguir toda la vida, como una enseñanza de los hábitos alimenticios, además previene  las enfermedades cardiovasculares.

Dieta Mediterránea saludable

La pirámide de alimentaciones la Dieta Mediterránea

Esta pirámide de la Dieta Mediterránea sigue siendo una guía conocida reconocida como un  “estándar de oro”, seguir este patrón de alimentación promueve la buena salud de por vida; la pirámide de la alimentación es utilizada por profesionales de la salud para implementar hábitos alimenticios más saludables.

Dieta Mediterránea

Como se compone la pirámide:

  • Abundancia de alimentos de origen vegetal, incluidas las frutas y hortalizas, patatas, pan y granos, frijoles, nueces y semillas. Todos estos alimentos deben ser en lo posible frescos o mínimamente procesados.
  • El aceite de oliva como grasa principal reemplazando otras grasas y aceites (incluyendo la mantequilla y la margarina). El total de grasa que van desde menos de 25 % a más de 35 % de la energía, con la grasa saturada no más del 7 al 8%.
  • El consumo diario de cantidades bajas a moderadas de queso y yogur (bajos en grasa son preferibles).
  • Dos veces por semana el consumo de pequeñas cantidades de pescado y aves de corral (las investigaciones recientes sugieren que el pescado sea un poco favorecida sobre las aves) a moderada, hasta 7 huevos a la semana (incluso los que se utilizan para cocinar y hornear).
  • La fruta fresca como el postre diaria típica; dulces con una cantidad significativa de azúcar (a menudo como la miel) y grasa saturada consumido no más de unas pocas veces por semana.
  • La carne roja un par de veces al mes, investigación reciente sugieren  340 a 450 gramos por mes, siempre en versiones magras.
  • La actividad física a un nivel que promueve un peso saludable.
  • El consumo moderado de vino, normalmente con las comidas, alrededor de uno o dos vasos por día para los hombres y un vaso por día para las mujeres.

Compartelo

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Deja tu comentario!

Email
Print